• alimentación sana

Etiquetas - ‘kristeller’

7 empujones para un parto feliz

Esta semana en el curso de Hypnobirthing una de las parejas participantes preguntó angustiada que podían hacer antes y durante el parto para que esa temida fase final no se llevara por delante el perineo de la mujer, la salud de su pequeña y la futura vida sexual de los dos.

Lo tenían claro, no solo porque habían leído buenas y conscientes lecturas sino porque otras parejas amigas les habían comentado como el parto había cambiado sus vidas empeorando su calidad en la salud y la relación de pareja.

Los pujos espontáneos suelen iniciarse cuando la mujer siente la necesidad imperiosa de empujar, una vez la dilatación está completada. Estos, suelen ser más cortos, enérgicos, en espiración y bien dirigidos a la cabeza fetal. A menudo la mujer gime o gruñe soltando el aire cada 5 segundos aproximadamente, sin quedar agotada en cada contracción, al contrario, con suficiente energía para seguir el proceso de acompañamiento a su bebé, para un nacimiento sereno y calmado.

Los pujos dirigidos son esos que inducen a hacer los profesionales sanitarios, con la maniobra de Valsalva, en la que se hace coger aire a la mujer, cerrar la glotis y empujar fuerte como si se fuera a defecar en cada contracción. Muchas veces se grita a la mujer para “estimular”que empuje con más fuerza (aunque muchas mujeres relatan que es uno de los momentos más violentos y humillantes del parto). Se contiene la respiración de 15 a 25 segundos, a veces más. Aún no hay mucha evidencia científica pero los resultados hasta ahora llevan a afirmar que los empujes dirigidos y continuos acortan el expulsivo, a un precio muy alto para los dos.

Las consecuencias negativas de los pujos dirigidos según los estudios científicos afectan al bebé y a la madre. 

pujo dirigido con bloqueo respiratorio

Al bebe le disminuye drásticamente el aporte de oxígeno en un momento que ya de por si es delicado. Lo que supone más riesgo de sufrimiento fetal. El bloqueo respiratorio del pujo dirigido aumenta la presión intratorácica e intracraneal y disminuye el retorno venoso de la madre implicando bradicardias en esta y en consecuencia también en el bebé.  Algunas mujeres incluso se marean o se les rompen venitas de los ojos de tal esfuerzo, o los tímpanos. Esto se traduce en puntuaciones de APGAR y pH más bajos que cuando el pujo es espontáneo.

Para la madre, tal presión continuada sobre la musculatura del perineo provoca una distensión muscular que favorecerá en un periodo corto de tiempo las incontinencias, y a la larga los prolapsos viscerales.

Por otro lado, los pujos dirigidos provocan una salida rápida del bebé no dando tiempo a la musculatura y mucosa vaginal a dilatarse, desgarrando a su paso los tejidos con más facilidad. Aunque la mayoría de veces los profesionales ya se precipitan haciendo una episiotomía.

Tanto los desgarros profundos como las episiotomías tienen consecuencias directas en la vida diaria de la mujer y en la vida sexual de la pareja, por eso os invito a que os léais hasta el final este post en el que encontrareis 7 propuestas para tener un parto sin lesiones.

1.- Prepara un plan de parto en el que incluyas un nacimiento con pujos espontáneos, con protección de periné y sin episiotomía. Dialoga con el equipo que te va a atender y si no aceptan tu propuesta busca quien te escuche y respete tu opción. Cada vez hay más hospitales públicos y privados abiertos a las propuestas de las parejas.

2.- No imagines esta fase del parto como ligera ni rápida, porque no lo es. Es intensa y puede durar de una a dos horas, aunque si estás bien acompañada te aporta una vivencia de fuerza y un empoderamiento como pocas experiencias en la vida. El papel de tu pareja es vital en este momento, su aliento, sus palabras, su tacto, su mirada pueden incrementar tu perseverancia y relajar tu cuerpo para este último trance.

3.- Prueba las distintas posiciones para el nacimiento antes de ponerte de parto.

¿Y cuales son las posturas más efectivas para pujar?

A cuatro patas

Lateral, del lado izquierdo

Dentro del agua

De cuclillas sujeta a la barra de parto

De rodillas encima de la cama

Todas ellas son posibles en el hospital, inclúyelas también en el plan de parto y practícalas durante los pujos para encontrar la tuya. La posición de litotomía solo te aporta más desgarros y anoxia fetal, descartala.

4.-Ten en cuenta los efectos secundarios y las consecuencias de la anestesia epidural y valora bien su utilidad.

5.- Practicad el masaje perineal unas semanas antes de la fecha de parto, es la preparación necesaria para que los tejidos den de si. Un aceite de almendras y cinco minutos diarios de masaje bastaran para que tus tejidos tengan la información y preparación necesaria para el momento de dejar pasar tu bebé.

6. Pide al equipo que te atiende una buena protección del periné con compresas calientes en la zona de la horquilla vulvar. Cuando empiece la fase de nacimiento y tu estés apretando, estos frenarán la salida rápida de la cabeza y te pedirán que respires y dejes de empujar cuando sientas el aro de fuego, para evitar cualquier desgarro. No empujes ni fuerzas la salida del bebe cuando corone, respira y controla para que salga el lentamente y sin desgarrar. No tengas prisa. Es entonces que en tres segundos vas a notar el placer de parir y instintivamente vas a poner la mano para acariciar la cabecita de tu bebé antes de que lleguen los últimos empujones.

7.- En el entrenamiento con el Hypnobirthing te muestro como empujar dirigiendo tu energía hacia el canal de parto acompañando suavemente a tu bebé. Respiraciones específicas, afirmaciones, visualizaciones y la relajación profunda son herramientas imprescindibles para dar una bienvenida amorosa y calmada a tu bebé.

La respiración de nacimiento que aprendes entre las muchas técnicas del HB es la antítesis de la respiración forzada y dirigida por el personal. La respiración de nacimiento no se trata de que la madre se resista a su impulso natural de empujar, sino más bien de trabajar con su cuerpo y el reflejo de expulsión natural a través de la energía de la respiración, agacharse y mantener su perine suave. A medida que el cuerpo se prepara para mover al bebé por el camino del nacimiento, la mujer comienza a sentir una presión profunda y poderosa. Esta presión primordial e imparable se mueve completamente a través de la mujer, donde se enfoca intensamente en su cuerpo y su bebé, casi en un estado amnésico, pero muy concentrada, donde puede trabajar con el poder de su cuerpo en un sentido físico y mental, así su cuerpo mueve a su bebé hacia la coronación. Cuando este proceso no se ve afectado y se le da a la mujer el espacio para trabajar con la sabiduría de su cuerpo, la experiencia puede ser increíble, irresistible, extática y en algunos casos orgásmica, ya que su cuerpo se estira y se abre suavemente y recibe a su bebé en sus brazos.

Hay circunstancias especiales en las que una mujer puede necesitar asistencia, y es cierto que los bebés que recién nacen pueden necesitar más paciencia y más tiempo que los bebés segundo, tercero y cuarto donde el cuerpo a menudo ya es muy bueno expulsando al bebé, es posible que lo necesite. Ayuda a reducir la velocidad del parto para ayudar a mantener el perineo intacto.

La respiración dirigida por la madre requiere que el equipo de apoyo para el parto refuerce la creencia de las madres en su propia capacidad innata para dar a luz como la naturaleza pretende. Requiere estímulo para que la madre siga el ejemplo de su cuerpo y no le induzca qué sensaciones esperar, y para evitar decir o interferir con el proceso fisiológico que se está desarrollando.

Gloria Lemay, una partera privada y una respetada defensora de partos, escribe: “Para cualquiera que haya tomado talleres con el Dr. Michel Odent, lo habrá escuchado repetir una y otra vez: “Lo más importante es no molestar a la mujer al parir. “Creemos que sabemos lo que esto significa. Cuantos más nacimientos atiendo, más me doy cuenta de lo mucho que perturbo a la mujer del parto. Las molestias a menudo vienen disfrazadas en forma de “ayuda”.  No se debe preguntar a la madre, hacer coaching verbal constante, mantener conversaciones paralelas en la sala, hacer fotos o videos. Son muchas las formas de sacar a la madre de su trance cerebral (necesario para una expulsión suave) y hoy en dia con la entrada de la tecnología mal gestionada, se estimula demasiado a las mujeres a las interferencias.  

Si quieres más información puedes consultar la guía de atención al parto normal.

Barnett et al 1982, Parnell et al, 1986; Thomson 1993).

3 campanyes en defensa del part natural

El tornar a la rutina sempre porta noves coneixences, o el retrobar velles amistats o fins i tot alguns canvis en el dia a dia.

El meu cas és el retrobament. En pocs dies he rebut alguns mails que em recordaven que som molta gent, entre professionals,  mares i families que seguim lluitant en la defensa del respecte a la dona, i en el meu cas, en defensa dels drets de les mares, nadons i companys durant l’embaràs, part i postpart.

(más…)

Aquest lloc web utilitza cookies per a que vostè tingui la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les anomenades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, premi l'enllaç per més informació.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CatalanSpanish