• alimentación sana

Método koala. Como superar las primeras semanas y no morir en el intento

 

En el día mundial del sueño he leído varias noticias hablando de los problemas de sueño que tienen los niños, las personas mayores, las personas estresadas.

En ningún momento he visto que nadie hable de los que para mí fueron los peores momentos de mi vida, en cuanto al sueño se refiere.

 

En los tres puerperios y principalmente los primeros días, las primeras semanas e incluso los primeros meses después de ser madre, me moría de sueño o me quería morir del sueño que tenía. No podía echarme cuando se me cerraban los ojos y no podía relajarme cuando podía echarme.

Fue muy duro.

Y cuando leo artículos sobre depresión posparto y describen las emociones y sentimientos que de las mujeres con depresión, me siento identificada, ¿tuve depresión? ¿O tristeza?. Otro día hablamos de ello y te cuento la diferencia.

El tema es que en todas las recomendaciones médicas, psiquiátricas y psicológicas el dormir está en primer lugar, descansar como punto básico y apoyo familiar para ello. Está claro que si no tienes apoyo familiar no hay descanso. Por lo que me uno a esta recomendación.

 

Todo el mundo habla del método kanguro, lo conocemos, y es importante practicarlo hasta que el bebe quiera salir de la bolsa, alrededor de los dos o tres años.

 

¿Pero sabes de que va el método Koala?

Tres puerperios he tenido y he sufrido algunos más de personas cercanas a mí y usuarias de mi consulta, por eso puedo decirte que en las primeros semanas y sobretodo en los primeros días, hay mucho en juego y el método Koala es un buen inicio para el vínculo madre-hijo, para la lactancia y adaptación del bebe al entorno familiar, pero, como te decía antes que nada para la recuperación de la madre. Si TÚ no estás bien nada funciona.

 

Después del parto, los primeros días son agotadores, no hay tiempo para reponer fuerzas rápidamente sino que el ritmo del bebé nos impone una recuperación lenta, esa es la razón de la cuarentena. 40 días tarda la matriz y los órganos del entorno en volver a su sitio. 40 para recuperar el nivel de actividad común, 40 días para recuperar el Hierro de las pérdidas del parto. 40 días eran los que antes te obligaban a estar en cama.

Ahora vamos de modernas y antes de la semana ya estamos pa arriba pa abajo con el bebé, en carro o porteado como si no hubiera pasado nada.

¡¡¡Para el carro!!!     Nunca mejor dicho.

Para el carro y sigue el ritmo de tu bebé si quieres que luego siga el tuyo.

 

Sigue el método Koala.

¿Porqué el koala?, porque es un mamífero marsupial que duerme 20 horas al día, que come y duerme, que no está mucho por andar y menos correr.

Y eso es lo que necesitas tu, tu cuerpo y el bebé la primera semana del puerperio, como mínimo.

 

La primera semana no cocines, no vayas a comprar, no laves, no limpies, no mires el televisor ni el ordenador… Solo come y bebe algo, poco, cada dos o tres horas cuando el bebé mama. Bebe líquidos naturales o templados, no fríos, agua, zumo natural, caldo vegetal, leches vegetales, almendras, fruta, un poco de pan integral, jamón, una zanahoria, un pepino, fresas, una infusión de cominos. Que te dejen preparadas algunas cosas en la cocina, para que te sea fácil.

Duerme cuando duerme el bebé, yo diría más, cuando el bebé quiere mamar, durante la primera semana deberías echarte en la cama y dar el pecho ahí, porque así puedes cerrar los ojos y descansar. Mejor todas las tomas del día, o casi todas. Como mucho del sofá a la cama y de la cama al sofá. Una ducha de regalo una vez al día.

 

 

Déjate de visitas, que quién venga a casa, sea alguien que tenga llave, que sea silencioso/a y no disturbe vuestro sueño, que te traiga comida preparada, te lave los platos, la ropa y pase la escoba. Este es el apoyo familiar que necesitas. No las visitas interminables tu querida gente pero que ahora no son sensibles a tu necesidad sino a su gusto de ver un precioso bebé.

No las aceptes, di que el médico o el pediatra o la comadrona, quien tú quieras, te ha recomendado reposo absoluto por las pérdidas o por la razón que quieras. Una semana, pero entera es lo mínimo.

Aprovéchala, no hagas nada, ni contestar al móbil (eso si es difícil) . Mientras contestas a los mensajes que estos días son muchos, no cierras los ojos, no descansas o no miras tu bebé que es igualmente importante.

 

Si tienes dificultades en la lactancia llama una comadrona o una asesora en lactancia que te ayude y venga a casa. Si tienes visita al pediatra aplázala por unos días a no ser que tengas una urgencia. Si quieres hacer fotos, que te las hagan.

 

Solo hay una urgencia DORMIR, atender a tu bebé ya tus otros hijos debe ser una tarea compartida al máximo.

 

Hazme caso, si practicas el método Koala los 7 o 14 primeros días de vida del bebé, te sentirás con más energía y más vital para poder criar tu bebé con toda la consciencia del mundo y podrás llevar mejor esas noches que a veces muy a menudo se interrumpen más de lo queremos, pero son parte de la crianza.

 

Para los días que siguen, busca tus horas KOALA, tu siesta, dando el pecho en la cama, durmiendo con tu bebé cerca, poca luz y mucho descanso.

 

 

Pruébalo y cuéntame cómo te ha ido. No te arrepentirás.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Aquest lloc web utilitza cookies per a que vostè tingui la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les anomenades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, premi l'enllaç per més informació.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies