• alimentación sana

La importancia de prepararse para el parto

¿Ya estas buscando un centro para hacer la preparación al parto?

¿Te han contado todo lo que hacen?

Cuando hablo de prepararse para el parto no estoy hablando de hacer un curso en el que nos expliquen cómo tenemos que pujar o comportarnos en el hospital. La preparación al parto debería ser un curso donde el futuro padre y madre pudiesen hacer un proceso de autoconocimiento de las propias capacidades y limitaciones en torno a la crianza. Preparar la mente, y el alma para recibir una persona nueva en la familia, quererla y educarla.

Pregunta que sesiones hacen, habla un poco con las matronas del curso y que te cuenten qué hacen para saber si va a responder a tus inquietudes.

La PREPARACIÓN AL PARTO:

No es hablar de dolor sino de oxitocina y endorfina.

No es hablar de lo que debes hacer sino de lo que sientes y como lo sientes

No es hablar de anestesia sino de agua, de masajes, de intimidad

No es hablar de complicaciones sino de bienvenidas, de imprimting y de vinculo.

A lo largo de los nueve meses la actividad física va diminuyendo por el propio desarrollo del embarazo por eso tienes que evitar caer en el sedentarismo, pon tu misma ese limite, de 3 a 6 km diarios andando, por ejemplo, o practicar yoga o tai-chi 4 veces en semana, ir a nadar, entre otros. Además de estas actividades físicas puedes acceder a otras técnicas más indicadas para trabajar la relajación, la respiración, la consciencia, como el canto prenatal, la haptonomia, la hipnosis para el parto, muy recomendables para las mujeres que tienen que hacer reposo por orden médica y para las que relacionan miedo o sufrimiento con parto.

 

 

El método Bonapace para la reducción del dolor en el parto o el Feldenkrais para tomar consciencia del cuerpo en movimiento o la osteopatía también son interesantes y realmente ayudan a vivir el parto de una manera más personalizada, más própia.

 

Siempre que puedas escoge espacios al aire libre o el entorno natural para tu preparación fisica, andar, para las meditaciones.

 

Que escojas uno u otra manera de tener tu cuerpo preparado va a depender de tus gustos y necesidades, pero no olvides que es necesario mantener la musculatura en buen estado de forma, la elasticidad de los tejidos alerta, mantener el peso y aprender a respirar conscientemente.

 

Hasta aquí muchas mujeres y parejas lo teneis claro, porque nadie duda de que el parto es agotador físicamente, pero no quiero que os quedéis con este punto de vista tan reduccionista.

Para mi, como matrona y habiendo vivido tres partos, la preparación al parto debe ser completa, es decir, debes, debéis prepararos, físicamente, mentalmente, emocionalmente y espiritualmente para la trascendencia del momento.

Me explico:

A nivel mental necesitas conocer cómo funciona nuestra fisiología, cuales son las fases del parto, como trabaja la pelvis, como podemos ayudar a nuestro bebe para que haga el descenso paulatinamente, que ejercitación necesita el periné antes del parto, que cosas ayudan y que cosas entorpecen el parto, que recursos tenemos para mejorar nuestra experiencia con el dolor del parto, los remedios naturales de los que dispones para ayudar al desarrollo del parto, como debes alimentarte, que pruebas son imprescindible y cuales no, como cuidar al recién nacido los primeros dias, como cuidarte en el puerperio, etc.

 

Para prepararte a nivel emocional, te aconsejo que tomes consciencia de tu capacidad innata como mujer, de parir de manera natural,busca videos de partos naturales o en casa y disfruta de todos los momentos que esas mujeres viven, con el dolor, el grito y la preciosa bienvenida. Explora tus límites, tus espectativas, tus miedos (revisa el post del miedo al parto)  y de tu deseo de ser madre.

Prepararte emocionalmente también es dejarte acompañar por tu pareja y familia, hablar de lo que te angustia, de lo que te emociona y a la vez es enriquecerte de la experiencia de otras mujeres y sus parejas, de las profesionales del entorno del embarazo, de sus consejos, vaya, es ir haciendo el camino para ser padres.

 

A nivel espiritual la preparación debe ir encaminada a integrar la importancia de dos hechos trascendentales; uno es la comunión que se establece durante el proceso de parto con todas las mujeres que han parido en el mundo, con nuestras madres, abuelas, hermanas, con la fuerza interior de todas ellas con las que conectaras en los momentos que vas a vivir. El segundo hecho vinculado al parto es la bienvenida de un nuevo ser,  tu hijo o hija, una persona de la cual seras responsables de su cuidado, desarrollo y felicidad por el resto de tu vida.

En resumen, cuando hablo de prepararse para el parto cito estos tres puntos:

 

 

  • pon a punto tu resistencia física y la elasticidad de tus músculos.

 

  • siente y reconoce las emociones que te genera pensar en el parto y en la maternidad y compártelo con otras madres.

 

  • integra espiritualmente la trascendencia del hecho de “dar a luz” una nueva vida (o más de una) y de parir como han parido todas las mujeres del mundo y de la historia hasta hoy.

 

 

 

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Aquest lloc web utilitza cookies per a que vostè tingui la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les anomenades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, premi l'enllaç per més informació.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CatalanSpanish