• alimentación sana

9 consejos para evitar la toxoplasmosis en el embarazo

El tema del toxoplasma en el primer embarazo me agobió mucho, recién lo había estudiado en la formación de matrona por lo que me tomé muy en serio la prevención, fuí muy estricta con los crudos, no comí nada de jamón ibérico (lo cual me resultó dificilísimo)  y como era de esperar todo fue bien.

Pero pensé que probaría de inmunizarme antes del siguiente embarazo y eso hice, comí carne medio hecha y toque los gatos de mis amigas, también porque se me despertó la ternura con la maternidad, no te mentiré. Cualquier mascota me parecía entrañable menos las serpientes, uf. Y esta vez lo conseguí. En la primera analítica del segundo embarazo, se había positivizado.

No te estoy invitando a que lo hagas tu también, si lees esto es que debes estar embarazada, por lo que debes tomarte muy en serio los consejos de más abajo. Por dos razones, para evitar la toxoplasmosis y a la vez otros parásitos intestinales, entre otros el anisakis.

El Toxoplasma gondii, es un protozoo, un parásito unicelular que se contagia por comer carne cruda o poco cocinada que contenga quistes de dicho parasito, los vegetales también pueden estar contaminados.

La contaminación a través de los gatos es poco frecuente, por lo que no hace falta deshacerte de tu mascota en el embarazo, pero si evita darle besos y recoger sus heces.

La toxoplasmosis en la embarazada como en cualquier adulto, no da mucha sintomatología, como mucho puede parecer una gripe. La probabilidad de que el parásito atraviese la pared placentaria es más alta cuantas más semanas de embarazo tengas y menos probable cuantas menos. Ahora bien, en el supuesto caso de que se infectara el feto en las primeras semanas, la gravedad y el riesgo de malformaciones es más alta.

El riesgo es nulo si todavía no estás embarazada. Y una vez has pasado la enfermedad la mayoría de personas quedamos inmunes de por vida. Por lo que al hacer el análisis vemos reflejado en tus inmunoglobulinas si la has pasado ya o no.

Las personas que pueden desarrollar los efectos más graves de la toxoplamosis son personas con inmunodeficiencia y embarazadas, por las posibles malformaciones al feto.

Y que podemos hacer para prevenir. Pues desde la prueba de embarazo debes ser meticulosa con la higiene :

Lávate bien manos y uñas antes y después de preparar comida tu i cualquier persona que prepare tu comida.

Congela carne y pescado a temperaturas bajo cero por más de tres días.

Pela todas las frutas antes de comer.

No comas ostras, mejillones ni productos del mar crudos, también pueden estar contaminados con Toxoplasma.

No tomes leche  ni lácteos no pasteurizada, como queso crudo.

Lava bien los plantos y utensilios que han estado en contacto con frutas, verduras, carne y pescado crudo y no lavado o cocinado.

Utiliza guantes cuando hagas tareas en el jardín o con la tierra de las plantas. Y lávate muy bien manos y uñas.

Si tienes gato, canviale su arena cada dia y con guantes.

Si eres una embarazada inmunodeprimida, evita tener trato directo con el gato o su arena, y procura que le canvien la arena cada día.

 

 

Si quieres profundizar en el tema científico:

https://www.cdc.gov/parasites/toxoplasmosis/gen_info/faqs.html

 

 

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Aquest lloc web utilitza cookies per a que vostè tingui la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les anomenades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, premi l'enllaç per més informació.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies