• alimentación sana

5 dolorosas razones para no ponerse la epidural

Creo que es el momento ideal para publicar este post. En estos días se ha dado al bombo con un libro publicado por un anestesista con el que pretende convencer de las bondades de la epidural con el mensaje de que no hay consecuencias para el bebé.

Por mi formación en ética no digiero bien las medias verdades ni la suciedad debajo las alfombras.

Por eso quiero decir bien alto:

Las medias verdades no son VERDADES.La epidural es una anestesia que si tiene consecuencias para ti y tu bebé.

Te lo voy a contar en este post. Porque creo que antes de tomar una decisión tan importante debes estar informada y tener todas las cartas sobre la mesa y asumir la decisión sea la que sea con sus consecuencias.

Muchas mujeres han sentido que se les robaba el parto, por desconocimiento de lo que supone ponerse la epidural. Con el mensaje “no tienes por qué sufrir” te hacen confundir dolor con sufrimiento. No se puede comparar el parir con echar una piedra del riñón, no es lo mismo dar la bienvenida al mundo a tu hijo que mear una piedra. El dolor puede ser parecido en intensidad, si, Cómo es pues que para esta última dolencia no te ponen la epidural sino una bañera de agua caliente? Y porqué no te ponen la bañerita en el parto?

Te ofrecen ponerte la anestesia pero no te dan alternativas para calmar el dolor en sala de partos, supongo que por esto muchas mujeres se la ponen. Si viajásemos hasta el fondo de la cuestión se tendrían que cambiar las formaciones de los profesionales, el diseño interior y exterior de las alas de maternidad, la preparación al parto, la atención al embarazo. Muchas cosas deberían mejorar, por eso hablo de medias verdades.

Ahí van las cinco dolorosas razones:

 

1. Los efectos secundarios físicos:

Todo el mundo conoce y sabe los efectos secundarios propios de la medicación anestésica. Gracias al consentimiento informado (ya que nuestra firma da permiso) sabemos que la anestesia epidural nos puede provocar:

 

una disminución de la presión arterial,

dolores de cabeza que pueden durar días,

dolores en la zona de punción que pueden durar días,

reacción alérgica que puede provocar shock a la madre

daño neurológico comúnmente pasajero

raramente convulsiones

infecciones en la zona de punción (meningitis o abscesos) en algunos casos

hematoma en la zona de la espalda

 

 

Hernández A, Sherwood ER. Anesthesiology principles, pain management, and conscious sedation. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 14.

Este es uno de los artículos que describen todos estos efectos secundarios.

Pero ¿eres consciente que esto afecta indirectamente al bebe?, cuando a ti te baja la presión a él también, cuando tu sientes dolor de cabeza durante días, él recibe también los neurotransmisores del estrés que te genera, tu tensión, cuando entras en shock el también. Aparte de recibir una dosis extra de anestésico vía cordón umbilical hasta que nace.

Tenlo en cuenta antes de decidir. Hay pocas probabilidades, pero existen.

 

2. Las consecuencias indirectas directamente relacionadas con el parto.

Pero cuidado!!, en las hojas de consentimiento informado no hablan de las consecuencias derivadas de esta intervención como tal. La información está sesgada.

Como por ejemplo que debido a este cóctel de fármacos (anestésicos y analgésicos), se para el parto y se tiene que inducir farmacológicamente. Con lo que es probable que se entre en la cadena de intervenciones, el goteo de oxitocina, más anestésico, inmovilidad y el parto acabe instrumentado en un porcentaje bastante más alto de lo normal. Aquí lo puedes leer.

No me lo invento sino que está más que probado estadísticamente que hay más instrumentaciones y más malos resultados neonatales, más lesiones para la madre, más riesgo de bradicardias fetales y sufrimientos fetales, cuando se pone la epidural y todavía más cuando se pone antes de los 5 cm, en la primera fase de parto.

Este estudio avala que las posiciones ambulantes y verticales durante el parto mejoran los resultados de los partos y reducen intervenciones. Con la epidural no se puede.

 

 3.Afecta directamente al establecimiento del vínculo entre otros

 Demostrado en otros mamíferos, el experimento de poner la epidural en animales provoca una devastadora dificultad en la madre para establecer el vínculo con su cría, incluso la rechaza, porque su cerebro no genera la oxitócica u hormona del amor.

En las mujeres pueden pasar unas horas o unos días hasta que el cerebro reacciona y vuelve a formar oxitocina. Horas que se ha demostrado en estudios psicológicos que son cruciales para que el bebe se sienta querido, acariciado, llamado, y su cerebro produzca una reacción de apertura de todos los lóbulos (imprimting). Además de provocar dificultades en la lactancia y un estado de ánimo triste y de desconcierto en la mujer, de generar más hemorragias.

 

De otra manera, genera cortisol debido al estrés de no sentirse reconocido y algunas partes de su cerebro que se dedican a la interpretación de emociones por ejemplo pueden quedar dañadas.

Para más información véanse los estudios de neurología neonatal del Dr. Nils Bergman.Quien estudia esta situación y recomienda a pesar de lo que se haya vivido en el parto que se realice piel con piel las 1000 primeras horas de vida. El método canguro no solo funciona para la salud física sino principalmente para la salud emocional futura de la criatura.

HE AQUÍ UN VIDEO de su trabajo que te gustará.

 

En Pediatria ya se reconoce que los bebes nacidos de parto con anestesias, están más irritables las primeras semanas, tienen más horas de llanto, les cuesta más adaptarse al nuevo entorno.

 

 

 

 

4.Disminuye el empoderamiento de la mujer.

 

Cuando una mujer accede a la epidural, accede a que se le ponga una medicación. Y aunque no da permiso para que le hagan todo lo que quieran, si se siente que pierde el poder de decidir, que lo ha entregado al equipo obstétrico. Si este equipo es sensible y tiene una buena formación ética, le pedirá permiso para todas las intervenciones y será informada de cada una de las acciones en su debido momento.

No obstante la realidad es que las mujeres refieren indefensión, desinformación e incluso se sienten violentadas. Lo que algunas psiquiatras llaman Violencia obstétrica. Que repercute directamente en la autoestima de la mujer y en su capacidad de tomar las riendas en la nueva maternidad.

Son situaciones complejas que se dan cada día en nuestros hospitales. Y en los foros lees comentarios del tipo “si lo hubiera sabido, no me la hubiese puesto”, o “me ha destrozado la vida”, o “No he vuelto a ser la misma”. Muchas mujeres necesitan ayuda después de su parto para recuperar su poder, su dignidad.

En comunidades virtuales como El parto es nuestro o Dona llum se recoge el sentir de estas mujeres y se las asesora para que puedan recuperar su autoestima.

 

  1. Hay alternativas mejores que no se ofrecen.

Es doloroso para mi y muchas profesionales como yo, conocer que hay alternativas al dolor asequibles y fáciles que no se ofrecen. La epidural y lo que ello comporta, se puede evitar con;

un buen acompañamiento por parte del equipo obstétrico,

con analgesias más respetuosas para la mujer (acupuntura, bañera de agua caliente, masajes, TENS, helio)

una buena preparación antes del parto que incluya la pareja.

 

Y todo ello influye directamente en la vivencia de la mujer. La mujer que pare de manera vaginal, sin instrumentación y sin anestesia, en general expresa una vivencia más feliz de su maternidad, se siente más empoderada, no tarda tanto en recuperarse, se muestra más segura en la crianza, los bebés nacen más tranquilos y con mejores resultados perinatales, las lactancias se instauran mejor. ¿No es esto mejor para nuestros bebes, y para nuestro futuro? 

Este artículo te cuenta como la formación y preparación para el parto de la mujer y su pareja, reduce los estados de ansiedad  y esto repercute en el dolor durante el trabajo de parto.

 

Es cierto que cada mujer y cada parto es un mundo y no todo el mundo quiere vivirlo de la misma forma pero de ahí a sentenciar que parir sin epidural es un atraso y que no hay consecuencias ni para la madre ni para él bebe me parece impropio de un profesional actualizado. Y de una gran falta de ética profesional mostrando la información sesgada. Por eso me he visto en la necesidad de escribir este post.

 

La epidural no es inocua, nos lo recordaban en este artículo las compañeras de El Parto es Nuestro.

 

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Aquest lloc web utilitza cookies per a que vostè tingui la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les anomenades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, premi l'enllaç per més informació.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies